Escenas sin límites ni restricciones.

os avances del cine desde sus inicios hasta el milenio actual han sido a pasos de gigantes, cientos de directores, productores y escritores trabajan en equipo para lograr crear magia en el cine. La Imaginación es dejada en libertad y sin límites, ahora bien se debe tener primeramente la idea y creatividad de lo que se desea proyectar en esta gran pantalla, luego aliarse he invitar a trabajar en tu equipo a los mejores técnicos, ingenieros y especialistas en la diferentes áreas que requieren una película.

 

Para poder transmitir toda la imaginación que poseen lo directores, estos se valen los llamados efectos especiales. Sin estos efectos especiales muy pocas películas que hemos visto en la gran pantalla podrían ser lo mismo, el cine debe ser ese lugar donde lo inexistente e imposible se hace realidad. Cada vez que asistimos al cine a ver una película, esperamos la misma nos sorprenda y supere todas nuestras expectativas.

 

El cine ha logrado crear efectos especiales en todas las áreas posibles, grandes logros se han alcanzado con efectos especiales en maquillaje. Mostrando rostros envejecidos de actores y actrices que no superan los 30 años de edad, se ha logrado traer a la vida criaturas míticas y legendarias, monstruos y demonios del más allá. Logrando de esta manera transmitir sensaciones en la ausencia sin igual. Los espectadores manifiestan y creen la realidad que los directores han querido plasmar en la pantalla.

 

También la cinematografía logra traspasar la barrera de la fantasía en las locaciones, logrando recrear mundos mágicos e inhóspitos lugares. Películas como The Lord of the Ring, Titanic, Star War, Harry Potter y solo por nombrar algunas de las más populares no serían las misma sin estos apreciados efectos especiales. La utilización hoy muy popular de la famosa pantalla verde o azul, proporciona de herramientas a los ingenieros y especialistas visuales a crear escenas con los actores frente a estas pantallas, para luego ser sustituidas computarizadamente por el mundo mágico que se quiere mostrar. Increíbles cosas de seguro nos espera por ver que se cree en la cinematografía, de seguro superará todas nuestras expectativas.

 

Películas que recordaremos por siempre.

La cinematografía actual se basa en una competencia sin cuartel por ser la mejor película de todos los tiempos. Ser la más recordada, ser la más galardonada, ser esa que logre trascender en el tiempo. Algunas de las películas más vista y recordada mi cientos de generaciones ha sido la saga de episodios que componen a “STAR WAR”, esta película que logra transportarnos a un mundo fantasioso en el espacio, es una de las películas más taquilleras y recaudadora de millones de dólares en todo el globo terráqueo.

 

Avatar, pone en exposición la maravillosa mente que posee el director y productor James Cameron. La habilidad de imaginarse todo un mundo de flora y fauna diferente al que conocemos merece una ovación de pie, Cameron lograr en ayuda de los efectos especiales del cine o las también llamadas magias del cine hacer esta recreación sin precedentes en el mundo cinematográfico y que jamás de seguro será olvidada.

 

Titanic fue y será una de las películas más recordadas de los últimos tiempos, para quienes no conocen de esta historia del naufragio de una embarcación que para su época rompió con todos los paradigmas en embarcaciones, debido a su gran tamaño y lujo en su interior. El director James Cameron de nuevo es aplaudido por lograr traer al presente esta trágica historia real, con un realismo impactante y escenas que la hicieron ganadora del respeto en cine.

 

El señor de los anillos fue una saga de películas épicas, aunque dirigidas por varios directores en su haber consecutivamente claro es, fue una película con la que le aportaron mucho al mundo cinematográfico. Los efectos y habilidad de llevarnos a un mundo pasado muy lejano, lleno de criaturas mágicas y legendarias. Marco si se quiere un antes y un después en el cine. Esta conocida como una de las películas más nominadas y ganadora del máximo premio de la academia cinematográfica estadounidense, es decir el “Oscar”.

Maravillas en una pantalla

El séptimo arte ha logrado posicionarse como una de las maravillas del mundo. El cine desde sus inicios se caracteriza por la habilidad de ver una imagen en movimiento, técnica que se fue perfeccionando con el transcurrir de los tiempos.

 

Desde 1895, año en el cual los hermanos Lumière a quienes se les atribuye la creación del cine decidieron proyectar una secuencia de fotografías causando furor entre los espectadores de la época hasta la actualidad muchas mejoras y cambios se han hecho en la industria del cine. Los hermanos Lumière en vista del éxito que tuvo esta primera proyección de fotogramas en movimientos, se hicieron reconocidos por la realización  de cortometrajes que fascinaban a los espectadores. Obreros saliendo de una fábrica, un hombre regando el césped y tema así. Que hoy día nos parecerían aburridos para aquellos entonces, poder ver esto en la gran pantalla era genial.

 

Ya para la fecha de 1896, el ilusionista francés Georges miles demostró e incursionó en que el cine podía ser más que la visualización de fotogramas en una pantalla, fotogramas que reflejan momentos de la realidad. El comenzó y fue quien realizó la primera película de 15 minutos donde fantaseaba, es decir que los fotogramas que él presentaba eran de la fantasía y la ficción. Este nuevo avance del cine encendió mucho más furor entre los espectadores, debido a que podía hacer visualización de criaturas o escenas jamás antes vistas.

 

Georges Melies no se detuvo acá y comenzó a experimentar con los efectos especiales en la fotografía. Descubrió que si detenía un momento el rodaje y te ubicaba todos los elementos de la toma, estaría creando el efecto de movimiento de objetos de forma mágica o al menos así se vería en la proyección. También creó los efectos de superposición colocando un fotograma sobre otro. Las películas de Georges tuvieron éxitos a nivel mundial, hoy por hoy es reconocido por su talento, pasión y habilidad para el cine.